OK, Google: enciende flexo

Flexo Xiaomi encendido

Hola a todos:

Hace unos meses os conté nuestra experiencia con las bombillas inteligentes de Ikea y HomeKit (abre en pestaña nueva), tecnologías que nos permiten gestionar las luces de casa de forma totalmente accesible, aunque para su configuración necesitamos contar con ayuda.

Durante este tiempo hemos ido incorporando a nuestro hogar otras tecnologías que se pueden manejar desde nuestro smartphone: enchufes para encender y apagar dispositivos (en nuestro caso, la tele y un altavoz), tira led para la encimera de la cocina, un flexo para el escritorio, una báscula, etc.

Enchufe inteligente marca Koogeek

Además, hemos integrado el asistente Google Home, contando con un altavoz permanentemente a la escucha del comando “OK, Google”. Esta tecnología nos permite, al igual que Siri, activar y desactivar luces, cambiar su color e intensidad, encender y apagar dispositivos, etc. De este modo, no dependemos de que nuestros teléfonos móviles estén cerca de nosotros y tengan batería.

Google Home Mini en escucha

Tengo que decir que el asistente de Google hoy día presenta compatibilidad con un mayor número de dispositivos que HomeKit. Por ejemplo, la aspiradora Xiaomi de la que ya os hablé (abre en pestaña nueva), se puede activar si decimos “OK, Google: activar aspirador”. Con HomeKit no puedo hacerlo.

También puedes escuchar música con este altavoz si tienes una cuenta de Spotify. Es tan fácil como indicarle a Google el artista o álbum que quieres que reproduzca.

Tras varias semanas con esta tecnología en casa, os cuento que, de forma natural, utilizamos más el sistema de Google que HomeKit, por lo que esperamos que Apple se ponga las pilas para compatibilizar más dispositivos y ofrecer más servicios.

A tener en cuenta que Google Home destaca también por ser mucho más económico que la tecnología de Apple. El altavoz que hemos comprado, que es el mini, tiene un precio de 60€, permitiéndonos interactuar con nuestro hogar dentro de él o desde fuera, en este último caso mediante la aplicación Google Assistant, disponible para iOS y Android. En cambio, si queremos encender las luces fuera de casa con Apple, necesitamos un Apple HomePod, un Apple TV o un iPad, dispositivos con un precio bastante por encima del altavoz de Google.

También hemos hecho otro cambio importante en casa. Como os conté en la experiencia con las bombillas de Ikea, pusimos unos interruptores compatibles justo encima de las llaves de luz de toda la vida para que cualquier persona que viniese a casa pudiese regular las bombillas sin hacer uso de un smartphone.

No obstante, tengo que decir que la experiencia no fue como pensábamos, ya que la gente venía a casa, pulsaba los interruptores de siempre y lo que hacía era cerrar la electricidad de esas bombillas, por lo que nos dejaban el sistema parcialmente desconectado.

Por tanto, hemos decidido anular las llaves de luz manuales poniéndoles unas “tapas ciegas” y, por su puesto, dejando la corriente abierta. Una vez hecho esto, hemos puesto los interruptores de Ikea justo encima de las “tapas ciegas” para que forzosamente tengan que pulsarlos para encender la luz.

Interruptor de encendido/apagado de IKEA TRÅDFRI

Estoy segura de que la gente adulta que venga a casa usará estos interruptores con normalidad, mientras que los más pequeños de la familia preferirán hablar con Google. De hecho, nuestros sobrinos ya lo hacen, con comandos como: “OK, Google: pon la luz de la encimera en rosa oscuro”. En este caso, se trata de una tira led de la marca Xiaomi que, además de regular la luz en intensidad, lo hace en color.

Tira LED de Xiaomi en diversos colores

En cualquier caso, será nuevamente la experiencia de uso la que nos vaya orientando sobre cómo distribuir los diferentes elementos en casa para que la interacción sea lo más intuitiva posible, siempre dentro de los límites que presentan estas tecnologías. Por ejemplo, tanto a Siri como a Google, les queda mejorar en lo referido al procesamiento del lenguaje natural.

Bueno, tras nueve meses experimentando, ahora sí podemos decir que hemos concluido la integración de luces inteligentes en casa. ¡Ya las tenemos todas!

Eso sí, para finalizar el trabajo nos ha tocado ir a Ikea varias veces, puesto que algunas bombillas e interruptores fallaban, aunque nos lo han cambiado sin problema alguno.

Somos conscientes de que existen bombillas de mayor calidad, pero consideramos que la tecnología de Ikea es razonable en precio para quienes quieren dar el paso de cambiar toda la iluminación del hogar sin realizar una gran inversión.

En cualquier caso, seguiremos pendientes de novedades tecnológicas que podamos integrar a nuestro hogar y, en la medida de lo posible, aprovecharemos este blog para contaros nuestras impresiones.

¡Saludos!

Avances en mi doctorado: artículo publicado en la revista index.comunicación

Lourdes González sentada junto a un proyector cinematográfico antiguo

Hola a todos:

¿Qué tal? Espero que disfrutando de las vacaciones de verano. ¡Yo las inicio el viernes!

Hace mucho que no escribo por aquí. Esto se debe, en gran medida, a lo que os voy a contar hoy.

Durante este curso académico que estoy cerrando (2017-2018), he conseguido avanzar bastante en el desarrollo de mi tesis doctoral, cuyo tema es la accesibilidad de los medios de comunicación digitales, centrándome en la responsabilidad que tienen los periodistas a la hora de elaborar los contenidos. Sí, la accesibilidad no solo depende de diseñadores y programadores: influyen muchos perfiles profesionales.

En primer lugar, como no puede ser de otro modo, he analizado referencias relacionadas con el ciberperiodismo y la accesibilidad con el fin de contextualizar la investigación y elaborar un listado de las barreras de accesibilidad que están presentes en los medios de comunicación digitales en España, aunque me atrevería a afirmar que éstas se extienden por todo Internet.

Luego, con la ayuda de 12 expertos en accesibilidad TIC, hemos identificado las barreras que pueden ser generadas por los periodistas en el proceso de creación de los contenidos.

Fruto de este trabajo, he redactado mi primer artículo relacionado con la tesis, el cual ha sido publicado en index.comunicación (abre en pestaña nueva). ¡Muchas gracias a la revista por brindarme esta oportunidad!

Además, puesto que algunas barreras dependen de los sistemas de gestión de contenidos, me he acercado a algún medio de comunicación para conocer sus herramientas de autor, aunque en este aspecto profundizaré durante el próximo curso.

También he analizado la accesibilidad de los contenidos periodísticos publicados en 10 medios de comunicación digitales en España y he presentado los resultados en el VI Congreso Internacional AE-IC Salamanca: Comunicación y Conocimiento (abre en pestaña nueva).

Lourdes González junto al cartel con texto: Comunicación & Conocimiento. Salamanca 2018

Con el trabajo realizado, he elaborado un decálogo de buenas prácticas para la elaboración de contenidos digitales por parte de los periodistas y lo he presentado en el XXIV Congreso Internacional de la SEP en Málaga: Post-periodismo (abre en pestaña nueva).

Lourdes González en el Polo de Contenidos Digitales de Málaga

Además, he comenzado a analizar si la accesibilidad se aborda de algún modo en los grados de periodismo. He presentado resultados parciales en el XIV Congreso Internacional de Formación del Profesorado organizado por la UAM y la AUFOP (abre en pestaña nueva). El próximo mes de noviembre, presentaré avances en el IV Congreso Internacional de Universidad y Discapacidad de la Fundación ONCE (abre en pestaña nueva).

Lourdes González junto al cartel del Congreso de Formación del Profesorado

Por último, he asistido en Pamplona a la Doctoral Summer School, organizada por la Red de Excelencia en Periodismo Digital y Convergencia Mediática (abre en pestaña nueva), en la que he aprendido mucho de doctores y doctorandos cuyas investigaciones se centran en abordar diversos aspectos del periodismo digital.

Sin más, cierro el curso agradeciendo el apoyo a mis directores de tesis, a los expertos que han colaborado con la investigación (referenciados en el artículo publicado), a la Fundación Universia por la beca que me han proporcionado y a las instituciones que están detrás de la revista y congresos mencionados.

¡Saludos!!

Oye, Siri: Apaga todas las luces

Interacción con un iPhone y un Apple Watch con Siri y HomeKit

Hola a todos:

Desde hace unos días, siempre que salimos de casa, le pedimos a Siri que apague todas las luces. De este modo, podemos asegurarnos de que no se nos queda ninguna luz encendida, algo que puede pasar con facilidad si tienes una discapacidad visual.

Esto es posible gracias a la tecnología HomeKit de Apple y, en nuestro caso, a la iluminación inteligente TRÅDFRI de IKEA (abre en ventana nueva).

Este verano publicaron en un medio especializado en tecnología que IKEA había empezado a comercializar sus bombillas inteligentes, las cuales eran compatibles con HomeKit, así que corriendo nos fuimos Paco y yo a comprar lo básico para probar el sistema: una pasarela de enlace, una bombilla y un interruptor inalámbrico.

Dispositivo de conexión, bombilla y mando a distancia

Paco lo instaló todo, pero nos llevamos una desagradable sorpresa al darnos cuenta de que no funcionaba con HomeKit, así que nos conectamos a la web en la que leímos la información y vimos que ese mismo día, justo cuando estábamos en IKEA, publicaron que la compatibilidad con HomeKit no sería posible hasta octubre.

De todas formas, decidimos quedarnos con lo que habíamos comprado para que Paco probase la iluminación, aunque fuese desde la aplicación móvil de IKEA y mediante el mando a distancia que habíamos adquirido.

Su valoración durante estos 2 meses ha sido muy satisfactoria, ya que le resulta muy útil regular la intensidad y temperatura de la luz desde cualquier sitio de la casa.

El 1 de noviembre Paco vio en su móvil que estaba disponible una actualización de la aplicación de IKEA TRÅDFRI, así que sospechó que el sistema ya sería compatible con HomeKit. ¡Efectivamente! Tras una configuración básica que realizó Paco en la aplicación “Casa” de Apple, comenzamos a pedirle a Siri que encendiese, apagase o modificase las características de la luz de nuestro dormitorio. ¡Todo funcionaba a las mil maravillas!

Capturas de pantalla de la aplicación móvil para iOS TRADFRI de IKEA actualizada con compatibilidad con HomeKit

Al día siguiente, ya con las tiendas abiertas, nos fuimos a IKEA y compramos: 6 bombillas LED GU10 de 400 lúmenes regulables en intensidad y temperatura para el salón-comedor, 1 bombilla LED GU10 de 400 lúmenes regulable en intensidad para la entrada, un sensor de movimiento también para la entrada, 4 bombillas LED GU10 de 400 lúmenes regulables en intensidad para la zona próxima al armario del dormitorio y un Panel LED para el baño.

Puesto que ya teníamos la bombilla central del dormitorio, una bombilla led E27 de casquillo grande de 980 lúmenes, sólo nos faltaría comprar la lámpara de la cocina, aspecto que haremos dentro de un tiempo cuando nos aseguremos de que la intensidad de la luz que nos ofrece IKEA es adecuada para cocinar.

Dispositivos TRADFRI: bombillas, panel LED, mandos, sensor y pasarela

También compramos varios interruptores inalámbricos: un modelo que permite modificar la intensidad y la temperatura y otro más simple que sólo modifica la intensidad, además de encender y apagar las luces en ambos tipos, claro. En total, contamos con 5 interruptores.

Ambos modelos disponen de una base que se pega a la pared o se atornilla. El controlador de luz funciona en forma de mando a distancia. Es decir, se pega a la base de forma magnética, pero lo puedes utilizar desde cualquier lugar. El modelo más básico tiene forma de rueda, debiendo girarlo para encender la luz o modificar su intensidad. El modelo más complejo, tiene un botón central para el encendido y apagado y 4 botones, en forma de cruz, para regular la intensidad y temperatura de las luces.

Ejemplo de las tres diferentes tonalidades de la bombilla TRADFRI LED GU10 de 400 lúmenes de espectro blanco de IKEA

De momento, hemos instalado estos interruptores encima de los tradicionales, ya que no hemos querido interferir en la instalación eléctrica original hasta que nos aseguremos de que el sistema se ajusta a nuestras necesidades.

Pulsa aquí para conocer el detalle de la experiencia con HomeKit y la iluminación inteligente de IKEA

La educación a distancia: posibilidad o barrera para las personas con discapacidad visual

Hola a todos:

El título de este artículo es el mismo de una ponencia que impartiré mañana para un evento que se está desarrollando en Montevideo (Uruguay). Sobre El derecho a una educación superior sin límites.

Una compañera y amiga de ONCE desde hace muchos años, Mª Jesús Varela, actual Directora de la Fundación ONCE para América Latina (FOAL) me pidió que participase en el evento para contar las oportunidades que puede ofrecer el e-learning a las personas con discapacidad visual, además de explicar las dificultades que podemos encontrarnos por el camino, ya que alguna existe.

Para preparar mi intervención, me he remontado a 2005, año en el que decidí estudiar un curso titulado “Experto Profesional en E-learning”, ya que, aunque 2 años antes comencé a dedicarme a la consultoría en accesibilidad TIC, siempre me ha apasionado la formación, así que vi en el e-learning un modo de transmitir conocimientos sobre accesibilidad mediado por las TIC, pudiendo romper los límites de espacio y tiempo que todas las personas tenemos en el día a día.

En la ponencia me he planteado hablar de la importancia de la accesibilidad de las plataformas e-learning, de los contenidos digitales y de las metodologías de aprendizaje, además de señalar las características que pueden indicarnos si una institución educativa está o no comprometida con la discapacidad.

A este respecto, si una persona con discapacidad se propone estudiar a distancia, resulta interesante que desde la institución educativa se le dé la oportunidad de acceder al entorno virtual con sus productos de apoyo para poder probar la interacción con la plataforma. Esto es especialmente necesario cuando el curso es de pago.

Centrándome en el e-learning como profesión, lanzaré las preguntas que, desde mi punto de vista, debería hacerse una persona, tenga o no discapacidad, antes de planificar su formación para ser docente online: ¿Qué me gustaría enseñar? ¿Dispongo de las competencias suficientes (tecnológicas, pedagógicas, etc.)? ¿Me gusta el trato con la gente?

Una vez se ha reflexionado sobre si resultaría de interés apostar por el e-learning, es importante saber que, aunque se detecten carencias, existen opciones en el mercado para prepararnos para ser docentes virtuales. Por ejemplo, actualmente imparto clases en el Máster en Diseño Tecnopedagógico (E-learning), de la Universidad Isabel I.

Como podréis imaginar, para desarrollar la actividad docente, las personas con discapacidad visual nos vemos permanentemente condicionadas por la accesibilidad de la plataforma e-learning. En este sentido, desde ILUNION Tecnología y Accesibilidad podrían prestar servicios orientados a diagnosticar las barreras, proponer soluciones e incluso corregirlas, pero para llegar a ello es necesario que la institución educativa esté plenamente comprometida con la accesibilidad universal.

En cualquier caso, terminaré mi intervención diciendo que las plataformas e-learning, especialmente aquellas de software libre, están mejorando su accesibilidad, por lo que, si alguna persona con discapacidad quiere ser docente, esto no debería ser un freno.

Bueno, ahora sólo me queda descansar y esperar que la tecnología esté de mi lado para permitirme comunicarme en remoto con los asistentes al evento.

¡Un saludo!

Congreso internacional en Málaga sobre Tecnología y Turismo para todas las personas

Logotipo del DRT Turismo

Hola a todos:

A finales de este mes, del 27 al 29 de septiembre, tendrá lugar en Málaga el II Congreso Internacional de Tecnología y Turismo para todas las personas, organizado por la Fundación ONCE.

Este congreso, en realidad, corresponde a una fusión de 2 eventos de gran trayectoria: el VII Congreso de Diseño, Redes de Investigación y Tecnología para Todos (DRT4ALL) y el VI Congreso de Turismo para todas las Personas. Fundación ONCE decidió unirlos, ya que la tecnología y el turismo tienen muchos puntos de unión.

Prácticamente he asistido a todas las ediciones de ambos congresos, por lo que, ahora que va a ser en mi ciudad, ¡no puedo faltar! Por si alguien se anima, os dejo la Web del Congreso de Tecnología y Turismo (abre en ventana nueva).

Las temáticas que se abordarán en el congreso, son:

  • Tecnologías y Servicios de Acceso a la Información y la Comunicación.
  • Interacción persona máquina.
  • Productos de Apoyo.
  • Teleasistencia y Telecuidado: Prolongación de la vida activa.
  • Hogar Digital y Vida Independiente.
  • Robótica para la autonomía personal.
  • Transporte para todos.
  • Tecnologías para Smart City.
  • Tecnologías para el aprendizaje y la colaboración accesibles.
  • Aplicaciones de las Tecnologías y soluciones al Turismo Accesible.

Los temas del congreso resultan de utilidad en cualquier rincón del mundo, aunque Málaga, ciudad turística que también destaca por desarrollar el concepto de smartcity, parece un escenario adecuado en el que celebrar este evento.

Septiembre, además, es un buen mes para quienes vengan a visitarnos. El tiempo es aún bueno para disfrutar de la playa, las terrazas y los espacios culturales.

Ya sabéis que si unimos el trabajo o el aprendizaje con un poco de ocio, siempre es mejor, especialmente cuando hace poco que nos hemos incorporado de las vacaciones de verano, por lo que espero que esta propuesta os parezca interesante.

¡Un saludo y ánimo con la vuelta!

Ganando 25 minutos al día con mi robot aspirador Xiaomi

EL Xiaomi Mi Robot Vacum cargando en su base

Hola a todos:

Mientras os escribo estas líneas, mi nuevo Xiaomi Mi Robot Vacum está aspirando la casa, sin que yo deba preocuparme por nada. Sí, aquí tenemos un ejemplo más de cómo la tecnología nos puede ayudar.

Como ya sabéis, tengo una perra guía, por lo que, por más esfuerzos que hago en cepillarla a diario, siempre hay algo de pelo en casa.

Hace años compramos una aspiradora escoba que va muy bien, ya que no tiene cable, por lo que aspirar con ella es muy cómodo. No obstante, al no ver los pelos en el suelo, es fácil que algunas partes no queden bien limpias, simplemente porque no he pasado por encima de ellas.

Seguramente habréis visto una aspiradora que se anuncia mucho en televisión y que realiza esta tarea de forma independiente: la Roomba. No obstante, su precio es muy elevado. Dependiendo del modelo, puede ir entre los 470€ y los 900€.

Paco, que sabía que llevaba tiempo detrás de un aspirador de estas características, comenzó a leer muchas críticas en Internet y vio que la Xiaomi Mi Robot Vacum, con un precio bastante inferior, aportaba mejores resultados, así que se tiró a la piscina y la encargó.

Digo lo de tirarse a la piscina porque la Xiaomi había que comprarla en una plataforma china si la quieres a un precio razonable, por lo que, en primer lugar, podía tardar y, en segundo, no tiene el mismo respaldo a nivel de garantía, aunque si lo pagas con PayPal da mucha más seguridad.

Pues bien, tras unos días aspirando con mi nuevo robot, os puedo decir que estoy encantada.

Robot Xiaomi Vacum aspirando entre las sillas

En primer lugar, debemos sincronizar el nuevo dispositivo con la aplicación móvil. Este proceso es poco accesible, por lo que tuvo que llevarlo a cabo Paco.

Después, como el robot aspirador va verbalizando todo lo que hace, hay que descargar los paquetes de voz en inglés si no queremos escucharlo en chino. De momento, ni la aplicación móvil para iOS ni las voces, están disponibles en español. Sí se puede disponer de la app traducida para Android (este trabajo lo ha hecho un particular).

Una vez hecho esto, desde la app, es tan fácil como pulsar un botón para comenzar a aspirar. De las funcionalidades más importantes, este botón y 2 más (enviar la aspiradora a la base de carga y seleccionar la intensidad del aspirado) no están etiquetados, pero es fácil hacerlo, ya que tienen una etiqueta bastante próxima que te indican su funcionalidad, así que lo hicimos con el modo de etiquetado que ofrece VoiceOver, el lector de pantalla integrado en el iPhone.

Desde la aplicación, de forma razonablemente accesible, puedes programar el aspirado, consultar el estado de la batería o pulsar un botón para localizar el robot por si se nos despista. No obstante, tengo que decir que, de momento, siempre ha vuelto de forma correcta a su base, así que sólo lo he pulsado para probarlo.

Pantallas de la APP

El robot aspirador comienza su trabajo recorriendo el perímetro de las estancias para crear un mapeado de la vivienda. De este modo, es capaz de realizar un aspirado de gran precisión por toda la superficie.

Más o menos, viene a tardar un minuto por metro cuadrado. No obstante, debemos tener en cuenta que, todos los espacios a los que no puede acceder, se van descontando del tamaño total de la superficie de la vivienda.

Para quienes ven, la aplicación va mostrando en el móvil el mapeado que el robot realiza de la vivienda. De este modo, se puede verificar que ha accedido a todos los lugares necesarios para que el aspirado sea completo.

Por lo que Paco observa en la pantalla, el mapeado que realiza de nuestra vivienda ha sido siempre correcto. Os aseguro que es así, ya que el suelo está impoluto.

Por último, tengo que decir que este robot, además de ser un dispositivo que nos hace la vida más cómoda, aporta mayor autonomía a las personas con discapacidad en el hogar. En el caso de las personas ciegas, podemos asegurarnos de que la vivienda queda más limpia, pero en el caso de una persona con una gran discapacidad física, podrá tener el suelo limpio empleando únicamente su dispositivo móvil. Eso sí, quizás requiera de ayuda para vaciar el depósito de residuos.

Depósito de residuos del Robot aspirador de Xiaomi

Bueno, aquí queda mi experiencia con mi nuevo Xiaomi aspirador. Ahora estoy convenciendo a Paco para que nos compremos un robot que limpia los cristales, aunque debemos leer algo más para tomar una decisión.

¡Un saludo!

Localizador accesible de hamacas y toallas

Dispositivo localizador de objetos y mando de activación

¡Hola a todos!

Hace bastante que no me asomo por aquí, pero es que entre el trabajo, el doctorado y el buen tiempo, me faltan horas en el día.

Hablando de buen tiempo, me gustaría dedicar este artículo a un sistema que hace un par de veranos me diseñó mi padre para que pudiese localizar mi hamaca o mi toalla en piscinas y playas.

Le comenté que me gustaría contar con un sistema que, cuando pulsase un botón, otro dispositivo previamente situado en el objeto que quisiese localizar, emitiese una señal acústica, así que se puso manos a la obra.

En primer lugar, diseñó el dispositivo que dejaría en mi hamaca, toalla o cualquier otro objeto que me interesase localizar a distancia. Éste cuenta en su exterior con un interruptor de encendido/apagado y con un pequeño altavoz. En su interior, se aloja el circuito que le hace funcionar, el sistema de emisión de señales acústicas y las pilas.

Dispositivo sobre silla de playa

Después, diseñó el mando a distancia que, lógicamente, tenía que ser impermeable. Éste, de un tamaño inferior, cuenta con un botón para activar la señal acústica, una pequeña antena y una arandela para colgarlo. Inicialmente lo engancharía a mi bikini, pero luego pensé que era más cómodo comprar una cinta de plástico para llevarlo en mi cuello, a modo de collar.

Mando activador en la mano

Lo que más me gusta de este sistema es, en primer lugar, que me lo ha diseñado mi padre con mucho cariño, por lo que no existe otro igual en el mundo. Gracias, papi.

A nivel técnico, lo que más me gusta es que el sistema está emitiendo una señal acústica todo el rato que yo tenga el botón pulsado. Si quiero un sonido intermitente, pulso varias veces en el botón para ser algo más discreta. Que necesito un sonido más prolongado, pulso e botón hasta que tengo claro dónde está mi hamaca o toalla.

Hoy día, con la tecnología Beepcon de ILUNION (balizas accesibles que emiten señales acústicas), se podría contar con un sistema parecido si utilizamos nuestro móvil dentro de una funda preparada para sumergirla en el agua.

De momento, esta tecnología se está ofreciendo a las instituciones (por ejemplo, algunos museos la tienen instalada), pero confío en que a futuro pueda ser adquirida directamente por los usuarios.

Mediante la aplicación Beepcons para iOS y Android, podemos localizar la baliza y activar una señal acústica que, además, es personalizable: pitidos cortos, largos, etc. Eso sí, de momento no cuenta con la posibilidad de mantener la señal acústica activa durante un tiempo prolongado, ya que como la tecnología está hecha para su ubicación en lugares públicos, se debe cuidar que las señales acústicas no lleguen a molestar. De hecho, yo en la piscina o en la playa sólo empleo el pitido prolongado en caso de necesidad.

Por último, quería comentar que, aunque estas tecnologías nos dan una mayor independencia, se debe ser prudente a la hora de emplearlas. En mi caso, os cuento que la utilizo muchísimo en la piscina comunitaria de mi urbanización, ya que muchos días bajo sola, pero lo de la playa me da algo más de respeto, porque , si nos damos un baño y el movimiento del mar nos desplaza bastante, no escucharemos la señal acústica. Además, en la playa es más fácil que haya algún amigo de lo ajeno al que le llame la atención el dispositivo que hemos dejado en la toalla, así que podría ocurrir que cuando activemos la señal acústica, pitase directamente en sus manos.

Sin más, os envío un saludo y os deseo buen verano a todos.

Acompañada de grandes profesionales para el desarrollo de mi tesis

Hola a todos:

Ayer fue un buen día para mí, ya que, tras varios meses esperando, me enteré de que la Universidad de Málaga ha aprobado mi petición de tutor y codirectores de tesis.

Desde mi punto de vista, el desarrollo de una tesis doctoral es un proceso complejo y extenso en el tiempo, por lo que resulta esencial rodearte de personas que sean capaces de orientarte y que, a su vez, se puedan ver complementadas por la investigación que se va a realizar.

Por este motivo, he pedido apoyo a 2 grandes personas y profesionales, así que estoy encantadísima de que hayan decidido acompañarme en este proceso y de que la Universidad de Málaga lo haya visto apropiado.

Como tutor y codirector me acompañará el Dr. Juan Francisco Gutiérrez Lozano, docente en la Universidad de Málaga con una amplia trayectoria en comunicación. JuanFran fue mi profesor en la Licenciatura en Periodismo, etapa de la que guardo muy gratos recuerdos, además de la persona que, seguramente sin ser consciente del todo, me introdujo en la consultoría de accesibilidad.

Un día, al finalizar su clase, se me acercó y me dijo que conocía a una empresa de Málaga, Ingenia, que quería contar con alguien que validase la accesibilidad de los desarrollos tecnológicos que llevaban a cabo. De una colaboración que pretendía ser puntual, terminé con un contrato de 2 horas al día en modalidad de teletrabajo durante algunos meses.

Poco después de aquello me fui a Madrid para trabajar en ILUNION Tecnología y Accesibilidad, seguramente seleccionada en gran medida porque era la única candidata que ya tenía experiencia.

Con este cambio de ciudad en mi último año de carrera, también conté en todo momento con el apoyo de JuanFran, quien me permitió entregar las prácticas de Locución Informativa en formato MP3, grabándolas en casa con el pequeño estudio de sonido que tenía mi novio (ahora mi marido). Me decía en sus e-mails: “Tu voz esta semana suena algo apagada”; “¡Esta práctica mucho mejor!”; etc.

Unos meses después de entrar en ILUNION, conocí a la persona que codirigirá mi tesis junto a JuanFran, aportando sus conocimientos en materia de tecnología y accesibilidad. Se trata del Dr. Alejandro Rodríguez Ascaso, profesor de la UNED.

Alejandro y yo nos conocimos en 2004 en un curso que impartimos conjuntamente en la Universidad de Cádiz. La temática del mismo: la accesibilidad.

Desde entonces, de una u otra forma, hemos estado siempre en contacto: participé en unos test de domótica que organizó en la Universidad Politécnica de Madrid, me integré en un grupo que coordina en AENOR sobre Accesibilidad a las Telecomunicaciones, hemos impartido ponencias juntos, etc.

Alejandro es muy metódico y, lo más importante, tiene perfectamente interiorizadas las necesidades de las personas con discapacidad. ¡Esto no todo el mundo lo consigue!

Desde luego, contar con la experiencia en comunicación de JuanFran y con los conocimientos de Alejandro en accesibilidad a la tecnología, resulta más que motivador para iniciar este proceso juntos.

¡Gracias a ambos!

Desplazamientos en autobús: la cara y la cruz de la accesibilidad

Gran número de personas transitando por la estación de autobuses de Málaga.

Hola a todos:

En este artículo os voy a hablar de mi experiencia con los desplazamientos en autobús. Perdón por la extensión del texto, pero es que hay mucho que contar.

Hace un mes tuve que desplazarme a Granada en autobús para mantener una reunión de trabajo. La verdad es que generalmente, cuando me desplazo a otra ciudad, lo hago en tren o avión, pero para ir a Granada, sólo contaba con esta opción. Además, cuando he tenido que ir en autobús a otra ciudad, siempre he viajado acompañada, así que podemos decir que ha sido mi primera experiencia.

Al bajar del taxi, encontré muchas puertas, pero tuve que tantearlas todas hasta encontrar la que estaba abierta. Al parecer, se trataba de grandes cristaleras.

Grandes cristaleras a modo de puertas.

Como las grandes estaciones son complicadas para una persona ciega debido a la ausencia de características de accesibilidad o al desconocimiento de las mismas, al llegar a la estación de Málaga, pregunté directamente a alguien que si podía indicarme dónde estaba el mostrador de información, así que muy amablemente fui acompañada.

Mientras me desplazaba, noté encaminamiento podotáctil, aunque si no se conoce la estación, tampoco sabemos a qué espacios o servicios nos acerca. Además, las personas ciegas que nos desplazamos con perro guía, tampoco lo utilizamos, ya que el perro no está entrenado para ello. Yo disfruto de la compañía de una perra guía, aunque ya está tan mayor que lo de hacer viajes no le viene nada bien.

Encaminamiento podotáctil invadido por personas.

Al llegar al mostrador de información, pregunté la dársena desde la que saldría mi autobús. La señora que atendía el servicio me indicó que podía ser la 22 o la 24.

Como faltaba media hora y hasta 10 minutos antes de la salida no se sabría la dársena exacta, se ofreció a acompañarme a una zona de asientos. Además, quedó en venir a por mí a esa hora para acompañarme.

Es importante destacar que, una vez se sale al espacio donde estacionan los autobuses, ya no existe encaminamiento podotáctil. Además, días después de este viaje, me contaron que parece que en las columnas próximas a los autobuses existe señalética braille para indicar el número de la dársena, pero si no conoces su ubicación exacta, pues tampoco sirve de ayuda.

Encaminamiento podotáctil interior que desaparece al salir a la zona de dársenas.

Desde luego, en la media hora que estuve esperando en la estación, no escuché ningún aviso sonoro en el que se informase de las dársenas de entrada y salida de autobuses. Toda la información se mostraba en las pantallas, aunque puedo decir que esto tampoco es lo normal. Es decir, en otras ocasiones que he ido a la estación, sí he escuchado los avisos sonoros.

Ya sólo faltaban 5 minutos para la hora de salida, así que, viendo que nadie venía a buscarme, me dispuse a localizar el autobús. Pregunté a algunas personas y llegué.

Una vez en el autobús, el conductor me orientó hasta mi asiento y me dijo que, al llegar a destino, esperase a que todos saliesen para ayudarme a bajar, pero finalmente salí del autobús y de la estación con una viajera que se ofreció a acompañarme a los taxis, ya que tenía algo de prisa, así que me vino fenomenal.

La vuelta fue más tediosa debido a que el punto de información estaba más lejos de la puerta de entrada a la estación, por lo que me costó bastante más encontrarlo. Aquí no noté encaminamiento podotáctil, aunque igual existe.

Una vez en el punto de información, pregunté de dónde saldría mi autobús y, puesto que la estación me pareció más compleja, pregunté si me podían acompañar. Me dijeron que no, aunque una persona que escuchó la conversación, se ofreció a hacerlo.

Como igualmente faltaba bastante tiempo, me llevó hasta la sala de espera, así que, 15 minutos antes de la hora de salida de mi autobús, pregunté a varios pasajeros para encontrar la dársena 11.

Finalmente llegué a la cola para subir al autobús. En ésta, una mujer inglesa fue la encargada de decirme que avanzase.

Al llegar al vehículo, el conductor me acompañó a mi asiento.

Una vez en Málaga, bajé del autobús y fue el conductor el que se ofreció a acompañarme a los taxis.

Después de este viaje, la conclusión que saco es que la accesibilidad en el entorno de los autobuses interurbanos está muy mal, tanto para personas ciegas, como para otras muchas personas. Por ejemplo, una persona con una discapacidad física no podría subir a algunos de los autobuses.

En mi caso, la dificultad no se encuentra al subir y bajar del vehículo. Lo difícil para mí es encontrar el autobús entre tantas dársenas y sin un sistema eficaz de orientación y guiado, cuando actualmente existe tecnología que podría ayudar.

Área de dársenas de la estación de autobuses de Málaga

En los viajes en tren y en avión, existe un servicio de acompañamiento de entrada y salida del vehículo que nos hace los desplazamientos bastante más fáciles. Parece que, para estaciones y viajes en autobuses interurbanos con determinadas características, también es obligatorio que exista un servicio de acompañamiento, por lo que claramente se incumple con la ley.

En el entorno de los autobuses podemos viajar, pero dependemos mucho de la ayuda de los demás. Además, el tiempo en el que los autobuses paran en las estaciones es muy corto, por lo que el riesgo de perder nuestro autobús, claramente existe.

Debo añadir que el viaje a Granada es corto, por lo que los autobuses no hacen paradas de descanso. Hace algo más de tiempo viajé acompañada a Murcia y el autobús paró 2 veces para que la gente pudiese comer, ir al baño,… Desde luego, esta circunstancia añade más dificultad si se viaja solo.

Si entramos en la web de algunas de las compañías de transporte en autobús, se indica que las personas con discapacidad que necesiten ayuda deben ir acompañadas. ¿Y qué ocurre si alguien no puede contar con el acompañamiento de otra persona para viajar?

Considero que no es necesario que el servicio se dé directamente desde cada compañía, sino que podría ser centralizado, como ocurre en AENA para todos los aeropuertos de España, por ejemplo.

Muchas personas ciegas viajan solas en autobús y, desde luego, yo he podido hacerlo, pero esto no quiere decir que no existan riesgos en estos viajes para los que se tendrían que aportar soluciones. De hecho, existe legislación, pero claramente no se cumple. A destacar el Reglamento (UE) 181/2011 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de febrero de 2011 sobre los Derechos de los Viajeros de Autobús y Autocar (abre en ventana nueva).

Ahora vayamos con la cara de la accesibilidad. ¡Siempre en positivo!

Desde hace años, se está avanzando mucho en la accesibilidad de los desplazamientos en autobuses urbanos. En muchas ciudades, contamos con locuciones en las marquesinas y en el interior de los autobuses, vehículos de piso bajo, aplicaciones medianamente accesibles para consultar cuánto tiempo falta para que llegue nuestro autobús, etc.

Pues bien, hace semanas conocí que en la aplicación de la EMT de Málaga han añadido una opción nueva para personas con discapacidad. En ésta se indica que, si mandamos una copia digital de nuestro DNI y de nuestro certificado de discapacidad a un correo electrónico, nos darán un código de activación del servicio de aviso a conductores de que una persona ciega está esperando en la parada.

Captura de la pantalla de solicitud de activación del servicio de aviso a conductor de persona ciega en la parada.

Desde mi punto de vista, esto resulta de mucha utilidad, ya que en muchos casos, si no haces un gesto al conductor para que pare, éste pasa de largo. Cuando la persona ciega va con su perro guía o pone su bastón visible, en base a mi experiencia, tengo que decir que paran, pero en algunas ocasiones se despistan por conducir muy rápido y nos hacen la faena.

Autobús de la EMT de Málaga.

Así que, como me ha parecido muy interesante, no he tardado en solicitar el servicio, aunque tengo que decir que aún no me ha llegado el código de activación. ¡Supongo que estará en proceso de implantación!

Bueno, pues hasta aquí mi experiencia en el transporte en autobús. En síntesis, detecto importantes áreas de mejora para los desplazamientos interurbanos y grandes avances en los desplazamientos urbanos.

¡Un saludo y seguimos!

Himno del Unicaja en lengua de signos

Cancha de baloncesto, Palacio de los Deportes José María Martín Carpena

Hola,

Este fin de semana he hecho algo diferente: acompañada de mi familia, el viernes fui a un partido de baloncesto, aunque lo que menos me importaba era el partido como tal, ya que, aunque me gusta practicar deporte, no soy muy dada a seguir las competiciones deportivas.

El motivo que me llevó al Palacio de los Deportes de Málaga comenzó hace meses cuando mi cuñado, Andrés Piédrola, que es profesor del Colegio La Asunción, animó a sus niños para que se presentasen al Festival de la Canción en Lengua de Signos.

La canción que signaron fue el himno del Unicaja, interpretada por Pablo López. Andrés os contará el motivo en una entrevista que os enseño al final.

Los niños, que signaron vestidos con las camisetas del Unicaja, ganaron el primer premio y, lo que es más importante, consiguieron emocionar a todos os que lo vieron en el teatro y en las redes sociales: jugadores del Unicaja, Pablo López, familiares, amigos, personas sordas, etc.

Profesor y niños recibiendo el premio del Festival de la Canción en Lengua de Signos.

Fue tal la repercusión que tuvo la interpretación de los niños, que el Unicaja les pidió que fuesen a uno de sus partidos a signar su himno, así que profesor, alumnos, familiares y amigos, todos muy emocionados, allí que fuimos.

Antes del partido, el animador del estadio realizó una entrevista a Andrés en la que contó cómo surgió la iniciativa.

Después, se presentaron a los equipos jugadores (Unicaja y F.C. Bayern Múnich) y se pidió un minuto de silencio para Pablo Ráez, un gran luchador al que todos recordaremos con mucho cariño.

Se inicia el partido, del que disfruto con las descripciones de mi hermana, que tiene casi la misma poca idea que yo de baloncesto, así que rápidamente cambiamos de tema y comenzamos a ponernos al día de nuestras cosas.

Mi marido, mientras, se entretiene animando al Unicaja con mi sobrino Andresillo, aunque lo cierto es que a la distancia a la que estaba no veía mucho, por lo que se deja llevar por el sonido de ambiente.

Llega la pausa y, con ella, el protagonismo de los niños que, orgullosos, signan el himno que tanto han preparado, finalizando con los aplausos de las miles de personas que estábamos allí.

Foto de los niños interpretando el himno del Unicaja.

Después, los niños juegan con la mascota, Chicui, mientras el animador se entretiene proyectando imágenes de las personas que estábamos en las gradas. Según mi hermana, si nos enfocaban a nosotras, teníamos que darnos un beso, bailar,… dependiendo del momento. ¡No nos enfocaron!

Niños con Chuicui, mascota del Unicaja y las Cheerleaders del equipo.

Continúa el partido, el Unicaja gana 82 a 67 y, mientras, pienso en lo importante que habrá sido ese momento para profesor y alumnos. ¡Seguro que queda en sus memorias para toda la vida!

Al finalizar el partido, los niños tienen la oportunidad de visitar a los jugadores en el vestuario y de despedirse de ellos. ¡Más emoción para sus pequeños corazones!

Niños en el vestuario con los jugadores.

Una vez finalizada mi descripción sobre el emocionante partido, me gustaría felicitar a mi cuñado por su creatividad, por su entrega a la docencia y por contribuir a la inclusión de las personas con discapacidad en las aulas y fuera de ellas. Andrés, ¡eres grande!

Jugador del Unicaja chocando las manos con las de todos os niños.

Por último, os dejo el enlace con la entrevista a Andrés y la interpretación de los niños (Youtube, abre en ventana nueva). Al principio el sonido no es muy bueno, pero mejora en unos segundos.

¡Un saludo!