OK, Google: enciende flexo

Flexo Xiaomi encendido

Hola a todos:

Hace unos meses os conté nuestra experiencia con las bombillas inteligentes de Ikea y HomeKit (abre en pestaña nueva), tecnologías que nos permiten gestionar las luces de casa de forma totalmente accesible, aunque para su configuración necesitamos contar con ayuda.

Durante este tiempo hemos ido incorporando a nuestro hogar otras tecnologías que se pueden manejar desde nuestro smartphone: enchufes para encender y apagar dispositivos (en nuestro caso, la tele y un altavoz), tira led para la encimera de la cocina, un flexo para el escritorio, una báscula, etc.

Enchufe inteligente marca Koogeek

Además, hemos integrado el asistente Google Home, contando con un altavoz permanentemente a la escucha del comando “OK, Google”. Esta tecnología nos permite, al igual que Siri, activar y desactivar luces, cambiar su color e intensidad, encender y apagar dispositivos, etc. De este modo, no dependemos de que nuestros teléfonos móviles estén cerca de nosotros y tengan batería.

Google Home Mini en escucha

Tengo que decir que el asistente de Google hoy día presenta compatibilidad con un mayor número de dispositivos que HomeKit. Por ejemplo, la aspiradora Xiaomi de la que ya os hablé (abre en pestaña nueva), se puede activar si decimos “OK, Google: activar aspirador”. Con HomeKit no puedo hacerlo.

También puedes escuchar música con este altavoz si tienes una cuenta de Spotify. Es tan fácil como indicarle a Google el artista o álbum que quieres que reproduzca.

Tras varias semanas con esta tecnología en casa, os cuento que, de forma natural, utilizamos más el sistema de Google que HomeKit, por lo que esperamos que Apple se ponga las pilas para compatibilizar más dispositivos y ofrecer más servicios.

A tener en cuenta que Google Home destaca también por ser mucho más económico que la tecnología de Apple. El altavoz que hemos comprado, que es el mini, tiene un precio de 60€, permitiéndonos interactuar con nuestro hogar dentro de él o desde fuera, en este último caso mediante la aplicación Google Assistant, disponible para iOS y Android. En cambio, si queremos encender las luces fuera de casa con Apple, necesitamos un Apple HomePod, un Apple TV o un iPad, dispositivos con un precio bastante por encima del altavoz de Google.

También hemos hecho otro cambio importante en casa. Como os conté en la experiencia con las bombillas de Ikea, pusimos unos interruptores compatibles justo encima de las llaves de luz de toda la vida para que cualquier persona que viniese a casa pudiese regular las bombillas sin hacer uso de un smartphone.

No obstante, tengo que decir que la experiencia no fue como pensábamos, ya que la gente venía a casa, pulsaba los interruptores de siempre y lo que hacía era cerrar la electricidad de esas bombillas, por lo que nos dejaban el sistema parcialmente desconectado.

Por tanto, hemos decidido anular las llaves de luz manuales poniéndoles unas “tapas ciegas” y, por su puesto, dejando la corriente abierta. Una vez hecho esto, hemos puesto los interruptores de Ikea justo encima de las “tapas ciegas” para que forzosamente tengan que pulsarlos para encender la luz.

Interruptor de encendido/apagado de IKEA TRÅDFRI

Estoy segura de que la gente adulta que venga a casa usará estos interruptores con normalidad, mientras que los más pequeños de la familia preferirán hablar con Google. De hecho, nuestros sobrinos ya lo hacen, con comandos como: “OK, Google: pon la luz de la encimera en rosa oscuro”. En este caso, se trata de una tira led de la marca Xiaomi que, además de regular la luz en intensidad, lo hace en color.

Tira LED de Xiaomi en diversos colores

En cualquier caso, será nuevamente la experiencia de uso la que nos vaya orientando sobre cómo distribuir los diferentes elementos en casa para que la interacción sea lo más intuitiva posible, siempre dentro de los límites que presentan estas tecnologías. Por ejemplo, tanto a Siri como a Google, les queda mejorar en lo referido al procesamiento del lenguaje natural.

Bueno, tras nueve meses experimentando, ahora sí podemos decir que hemos concluido la integración de luces inteligentes en casa. ¡Ya las tenemos todas!

Eso sí, para finalizar el trabajo nos ha tocado ir a Ikea varias veces, puesto que algunas bombillas e interruptores fallaban, aunque nos lo han cambiado sin problema alguno.

Somos conscientes de que existen bombillas de mayor calidad, pero consideramos que la tecnología de Ikea es razonable en precio para quienes quieren dar el paso de cambiar toda la iluminación del hogar sin realizar una gran inversión.

En cualquier caso, seguiremos pendientes de novedades tecnológicas que podamos integrar a nuestro hogar y, en la medida de lo posible, aprovecharemos este blog para contaros nuestras impresiones.

¡Saludos!

3 respuesta a “OK, Google: enciende flexo”

  1. cuidado ,aquellas personas que tienen asistentes de voz, porque estos asistentes como alexa, google home etc….estan permanentemente escuchando ( o intervalos de tiempo) , y el no avisar a los invitados que tienes estos asistentes, es como grabar una conversacion de forma oculta, o como grabar en video sus acciones con camara oculta, vulnerando su privacidad, ya que las conversaciones que puedan tener tus invitados cerca de los asistentes , son enviadas a servidores de la compañia sin su permiso.saludos

    1. Hola,

      Sí, efectivamente, la tecnología, si no se usa bien, permitiría escuchar nuestras conversaciones, pero no sólo las de casa: la mayoría de smartphones disponen de asistentes de voz integrados que están permanentemente a la escucha de comandos como “OK, Google” o “Oye, Siri”. Por tanto, podrían escucharnos en el trabajo, en el parque, etc.

      La teoría es que estos dispositivos no se ponen a la escucha hasta que no reconocen estos comandos, al igual que Google Home. ¡Confiemos en que sea así!

      En cualquier caso, hemos activado el aviso acústico para saber cuándo Google Home está escuchando. También tiene avisos luminosos.

      Me parece fenomenal que como sociedad cuestionemos las tecnologías que nos ofrece la industria, ya que así, además de aprovecharnos de su potencial, podremos ser precavidos.

      ¡Saludos y gracias por escribir!

      1. Hola LGPerea, sobre el tema de los asistentes de voz y la privacidad es algo mas peligroso que los smatphone,perocon esto no digo que los smartphones no esten exentos de problemas con la privacidad

        te pongo dos casos , para que la gente vea que los asistes de voz “solo escuchan” cuando decimos la palabra “magica” o de activacion , no es del todo cierto…..

        – primer caso , google home se vio envuelto en una polemica , porque muchos de estos asistentes, realizaron compras a traves del telefono del dueño, cuando escuharon un anuncio del burger king, segun google estos se soluciono , esto salio en varios periodicos

        -segundo caso, la policia de un estado de EEUU , resolvio un crimen gracias a que la persona asesinada tenia activo uno de estos asistentes, y toda la conversacion con el asesino previa al crimen fue grabada y guardada en los servidores de la compañia

        con esto no me estoy poniedo en contra de los asistentes, el problema es que los fabricantes de estos sistema de domotica 2.0, conocidos como internet de las cosas, no han puesto mucho empeño en la seguridad y privacidad, y esto puede suponer desde que la compañia nos grabe , o que cualquier persona malintencionada pueda escuhar nuestras conversaciones, o incluso tener el control “total” de nuestras viviendas, por ello el sistema somotico , no es aquel que depende al 100% de los sistemas llamados “internet de las cosas” , sino que combina los nuevos sistemas , con los antiguos , y que son independientes entre si, es decir , que todo el sistema de una casa se controle mediante un unico dispositivo centralizado es inseguero , sobretodo si tiene una entrada y salida al exterior , como puede ser internet.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *