Yeika cumple hoy 11 años

Imagen de Yeika con su juguete

Hola a todos:

Hoy es el cumpleaños de Yeika, mi perra guía, la reina de la casa.

Yeika entró en mi vida como un torbellino. Aún recuerdo lo acelerada que llegó a la habitación en la que la esperaba en la Fundación ONCE del Perro Guía.

Tal era la unión que tenía con su instructor, Jorge, que cuando lo veía a cierta distancia, tiraba insistentemente hacia él, por lo que mi dolor de brazos era importante al inicio.

De hecho, tengo que decir que en algún momento pensé que me volvería a casa sin perra guía, ya que mi experiencia con la perra anterior, Witty, fue totalmente distinta. Witty era tranquila e independiente, mientras que Yeika es nerviosa, activa y muy dependiente.

En cualquier caso, por éste y otros motivos existe un curso de acoplamiento entre las personas ciegas y los perros que nos van a acompañar durante algunos años de nuestras vidas.

Como guía tengo que decir que Yeika es perfecta: aprende los caminos haciéndolos una sola vez; busca los ascensores en las estaciones de metro sin que yo se lo pida; entra por la puerta accesible de los trenes de Cercanías aunque no sea la que tenga justo delante de ella; etc. En síntesis, ¡una pasada!

Como compañera Yeika también es una gran perra, aunque los comienzos fueran algo más complicados que con Witty. ¡En casa la adoramos!

Yeika quiere todas nuestras atenciones, especialmente las de Paco, ya que él le da mucho juego. ¡Ahora tira hacia él como lo hacía de más jovencita hacia su instructor!

La única pena de los perros es que duran menos que nosotros, por lo que el tiempo que nos acompañan nos parece bastante corto.

De hecho, Yeika ya prácticamente no guía, porque la artrosis que tiene hace que se agote rápido. Tampoco conviene pararla, ya que cierto movimiento le hace bien. En cualquier caso, gracias al teletrabajo, puedo disfrutar de su compañía sin necesidad de hacerla trabajar en exceso.

Desde luego, después de estos años con Yeika, la conclusión que saco es que no hay nada mejor que dedicar tiempo a trabajar en equipo para que el esfuerzo dé sus frutos en todos los sentidos: Yeika, además de guiar fenomenal (ya a paso lento), es de lo más mimoso que nos podemos encontrar.

Ahora sólo espero que su calidad de vida sea buena y que nos acompañe mucho tiempo, aunque mientras, tenga que pasear un poco más con el bastón.

¡Feliz cumpleaños, Yeika!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *